Huida de Innsmouth(24): La Mansión Babson

Colin O’Bannon (Jugador)                           –              Toño

Greg Pendergast (Fotorreportero)              –              Jacin

Jacob O’Neil (Sargento de Policía)              –              Raúl

La Mansión Babson era un gran caserón georgiano, aislado, al pie de una playa de arena grisácea, con jardines invadidos por hierbajos, una fuente resquebrajada y una cuadra con el tejado hundido. Las ventanas están rotas, cegadas con tablones o con los postigos batiéndose por el viento.

―Muy acogedor ―comentó Greg Pendergast con sorna.

―No hay que mirarle el diente al caballo regalado ―contestó Colin O’Bannon antes de apearse del viejo Ford T de Jacob O’Neil.

Los tres rodearon la casa. Había una puerta trasera y, a diferencia de la puerta principal que estaba abierta de par en par, la puerta estaba cerrada e intacta. Colin la abrió sin problemas y entraron en una mohosa cocina que apestaba a hongos y humedad.

Mientras Colin y Jacob investigaban la cocina, Greg descubrió algo en la puerta. Le llamó la atención un pequeño dibujo grabado a cuchillo en la puerta.

Una estrella.

72201

La miró con detenimiento, descubriendo que la estrella tenía un pequeño dibujo en su interior. Un ojo. Cámara en mano, Greg disparó una foto a su descubrimiento, llamando así, la atención de sus camaradas.

―¿Habíais visto esto alguna vez?

―Ni idea ―murmuró Jacob.

Colin negó con la cabeza.

Salieron de la cocina y comenzaron a explorar la casa, habitación por habitación. Mientras Colin subía al piso superior, Jacob y Greg exploraron la entrada principal donde Jacob descubrió como había sido derribada la puerta.

―La derribaron a base de escopetazos ―comentó el sargento de policía, señalando los agujeros. Greg le señaló la puerta. En el mismo esquinero que en la de la cocina encontraron otra estrella grabada a punta de cuchillo.

Greg y Jacob comenzaron a internarse en las habitaciones, descubriendo que habían sido saqueadas de forma indiscriminada, la grifería había desaparecido en la mayoría de los baños, había pocos muebles y los que encontraban estaban rotos o dañados por la humedad. Los tomos de la biblioteca estaban hinchados, podridos.

Jacob caminó con tiento por el agujereado suelo de la habitación de invitados. Había un gran sótano bajo sus pies.

Colin subió por una escalera que crujía ominosamente aunque parecía resistente. El piso superior no estaba mejor: Colchones sucios, llenos de ratas, armarios saqueados…

Colin apretó el revólver del calibre treinta y ocho que llevaba en el bolsillo de la gabardina y estuvo a punto de sacarlo cuando entró en un dormitorio infantil. Le recibió un balancín con forma de caballito que comenzó a balancearse tímidamente según abrió la puerta. Mientras un escalofrío le corroía la columna vertebral, Colin descubrió que la ventana de la habitación estaba abierta y el viento empujaba al balancín.

Colin suspiró aliviado. Cerró la ventana y según se volvía para salir del cuarto algo le llamó la atención. Había un agujero en la pared. Un agujero que daba a un espacio vacío. Parecía que había un hueco entre la pared del dormitorio infantil y la fachada de la casa. Se acercó hasta él y ojeó su interior.

―¿Mami?

Colin se sobresaltó dando un paso atrás. El color huyó de sus mejillas, su vista se posó en el caballito de madera que aún se balanceaba tímidamente y mientras el corazón embestía contra su esternón.

La voz, apenas un murmullo apagado, había recorrido el hueco desde abajo, desde las profundidades.

―¿Mami?

Colin salió corriendo de la habitación, gritando, llamando a sus amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s