MdN: New York (5) Always a Finn

Madame Loconnelle (Buscavidas)              –             Hernán
Liam McMurdo (Conductor)                        –              Soler

 

 

—Taller “Always a Finn”, dígame.

—¿Hablo con Liam¿ ¿Liam McMurdo?

—Sí, soy yo.

—Liam… has montado un taller mecánico. No sabes lo que me alegro.

—Muchas gracias, señorita, pero ya le aviso que tengo recados para las próximas dos semanas y que…

— Liam, no llamo por un coche —sonrió Patry—. Soy yo, Madame Loconnelle.

—Y yo Liam McMurdo, encantado.

—No, Liam… Soy… —La mujer antes conocida como Patry O’Connel no quería volver a nombrar su antiguo nombre. Era un nombre perseguido, exiliado, desahuciado. Un nombre que había muerto hacía meses— Escucha mi voz Liam. Me conoces. Me conoces muy bien. Me conoc…

—Claro que te conozco, Patry —espetó Liam. La había reconocido desde el principio—. Lo que no entiendo es ese rollo de Madame Loquesea que me has soltado. Suenas rarísima… como cuando te bebías un lingotazo en el islote del Miskatonic y te dejabas hacer lo que fuera en el asiento de atrás.

—Liam, quiero que te centres y que me escuches— Liam y ella habían tenido un vínculo en el pasado, por eso entendía que Annie le hubiera pedido que se pusiera en contacto con él. El problema de ese vínculo es que hacía que a Liam se le bajara la sangre de la cabeza—. No soy Patry. Soy Madame Loconnelle, pero tú y los Finns, me podéis llamar Nelly.

—De acuerdo, rubia —ronroneó Liam desde el otro lado.

—Tampoco soy rubia… soy pelirroja.

—De acuerdo, pelirroja. ¿Qué ocurre?

—Los Finns se van a reunirse de nuevo Liam…

—¡Los Finns! ¿¡Dónde!? ¿¡Todos los Finns!? ¿¡Cúando? ¿¡Cuándo!? ¡Qué más da! Allí estaré, pelirroja. ¡Qué demonios! Dejaré a mi aprendiz a cargo y que se entretenga durante unos días. ¡Qué digo días! ¡Semanas! ¡Los Finns de nuevo reunidos! ¡Cuenta conmigo, maldita sea! ¡Cuenta conmigo!

—Me encanta tu entusiasmo, Liam —comenzó Nelly, algo aturullada—. Greg y Annie nos darán más detalles cuando nos reunamos con ellos pero… ¿y si es algo peligroso?

La mirada de Madame Loconnelle se posó en la cosa que había en medio de su mesa.

—Algo… sobrenatural… como la última vez.

—Mejor aún —carcajeó Liam.

La cosa emitió un leve resplandor verde… quizá fuera su imaginación desbocada, pero Patry O’Connel sintió un escalofrío muy real trepar por la espalda de Madame Loconnelle.

Liam McMurdo
Liam McMurdo, propietario del taller “Always a Finn”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s