MdN: New York (6) Café Irlandés

Jacob O’Neil (Detective Privado)              –              Raúl
Thomas Connery (Infante de Marina)        –              Bea

 

Thomas Connery aparcó su coche frente al destartalado edificio donde estaba ubicado el despacho de Jacob O’Neil. Thomas se preguntó extrañado, como alguien se metería en esa casucha para contratar los servicios de un detective privado. De hecho, Thomas se preguntó como nadie se metería en ese barrio para contratar los servicios de un detective privado.

Porque en eso se había convertido el orgulloso sargento Jacob O’Neil: en un descastado detective privado empapado en whiskey de segunda. Thomas había olido el alcohol por teléfono. Le había mareado. Había escuchado el resacoso discurso de su amigo, repudiado por su mujer y sus suegros, por sus compañeros del cuerpo de policía.

Alejado de su hija recién nacida…

“¿Por todos los dioses, Jacob qué te ha pasado?” Se preguntaba Thomas.

A los veinte minutos de esperar a que Jacob apareciese, Thomas decidió subir e ir en busca de su amigo.

—¿Jacob? —llamó antes de golpear el cristal de la puerta donde se leía Det. Priv. O’Neal.

—¿¡Quién cojones es!? —escupió una voz pastosa desde el interior.

Thomas olvidó las formalidades, probó suerte y entró.

—¡Qué bien tratas a los amigos, Jacob! —contestó el infante de marina retirado, al entrar—. Soy Thomas

El olor a alcohol, a borracho, le golpeó como una bofetada. El despacho se componía de una mesa atestada de papeles y fotografías, un par archivadores que no archivaban mucho, una papelera con demasiadas botellas vacías, y un desastrado sofá sobre el que remoloneaba Jacob, que había dormido con la ropa del día anterior, seguro.

—¿¡Por qué coño gritas!? —se quejó, sin mirarle—. Si es para contratar mis servicios como detective privado, ahora no puedo atenderle, tengo muchos casos y…

—Jacob, soy yo, Thomas. Thomas Connery —continuó —. Te llamé ayer, ¿te acuerdas? ¿Jackson Elias? ¿Los Finns? ¿La Expedición Carlyle?

—Ah… sí… Es verdad. ¿Fue ayer?… ¿Ya ha pasado un día?

—Sí… Bueno… ¿qué te parece si te hago un café y….?

—No hay café. No hay cocina, ni nada que comer… si quiero comida la compro en el Molly Malone, la cafetería de enfrente… hacen buenas hamburguesas.

—Valeeeee… Pues que te parece si compro un par de cafés y unas hamburguesas para el viaje hasta Nueva York, mientras tú te pegas una buena ducha…

Jacob se irguió. Los ojos desencajados. El sudor frío perló su piel.

—¡No! ¡Ducha no! ¡El café me vendrá muy bien! Muy negro. Sin azúcar. Y la hamburguesa. ¡Sí! Baja al bar y pide eso. En media hora estaré listo.

—Pero la resaca…

—¡Tú no te preocupes de la resaca! La resaca y yo somos amigos desde que mi mujer me abandonó. Puedo hacer malabares con resaca. Puedo trabajar con resaca. La resaca cederá con un buen café. Y con una de esas hamburguesas grasientas del Molly Malone… ¡La ducha no será necesaria…!

Thomas asintió y, muy despacio, salió del despacho mientras Jacob continuaba mirándole fijamente.  Mientras le preparaban las hamburguesas, tranquilo al comprobar que los ojos del camarero eran pequeños, aún a pesar de que bizqueaba, Thomas recordó los temblores de Jacob, sus balbuceos incongruentes, cuando Dagon, el titánico padre de los profundos, emergió ante el USS Urania y atacó Innsmouth.

Cuando volvió hacia su coche, con dos grasientas hamburguesas goteando en una bolsa de papel y dos vasos de cartón rellenos de un petróleo que le habían asegurado que era como le gustaba el café al detective O’Neal, se encontró a Jacob apoyado frente a su coche, embutido en una gabardina, más o menos limpia, y con el cabello apelmazado en una especie de peinado. No olía a alcohol, pero tampoco a jabón… olía a aceite…

—¿Quieres aderezarlo? —le invitó echándose un chorro de ambarino licor a su café.

Thomas le miró a los ojos.

Y le tendió el vaso para que convertir ese mejunje en algo parecido a un café irlandés. Que no se dijera que no eran los Finns.

 

Jacob O'Neil
Jacob O’Neil tras sus experiencias en Innsmouth

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s