MdN: New York (16) La Lengua Sangrienta

Madame Loconnelle (Buscavidas y Adivina)                                  –             Hernán
Colin O’Bannon (Agente Federal)                                                    –              Toño
Liam McMurdo (Mecánico de Día, Conductor de Noche)           –              Soler
Jacob O’Neil (Detective Privado y Alcohólico)                               –              Raúl
Thomas Connery (Infante de Marina Retirado)                             –              Bea
Greg Pendergast (Escritor Difamado)                                              –              Jacin
Annie O’Carolan (Cazadora de Libros)                                             –              Sarita
Angus Lancaster (Arquitecto Masón)                                              –              Garrido

 

 

MdN: New York (16) La Lengua Sangrienta

 

Mientras degustaban de unos estupendos filetes en un reservado del Peter Luger Steakhouse, Annie les informó de lo que había descubierto en la biblioteca:

—Conociendo a Jackson como le conozco, estará investigando algo sobre alguna secta. Secta que me figuro que tendría algo que ver con la desaparición de la Expedición Carlyle. En el libro que he estado estudiando en la biblioteca…

—¡No digas el título! —estalló Greg—, o Colin lo coloreará con marcador negro.

Colin sonrió y le enseñó el dedo medio.

—Cómo decía, esta secta era bastante antigua y fue expulsada del Egipto Dinástico. Durante su exilio atravesaron el desierto y acabaron en Kenia.

—Es el puto recorrido de la expedición —afirmó Liam.

—¿Cómo se llamaban, Annie? —preguntó Colin.

—La Secta del Dios de la Lengua Sangrienta.

Patry soltó los cubiertos sobre el plato. Su copa de vino tinto cayó sobre el mantel, tiñéndolo de carmesí, parecía que estaba empapado en sangre. Sus labios temblaban, había palidecido y sus ojos verdes miraban al vacío. A la nada. Una nada repleta de tentáculos agitándose mientras los chillidos inundaban sus recuerdos.

—Aquel que se Retuerce entre Lamentaciones —murmuró, lívida.

Liam apretó su hombro afectuosamente, mientras Colin asentía.

—¿Qué es eso? —preguntó Angus.

—Un monstruo al que se enfrentaron Patry y el resto de agentes federales en la Mansión Marsh —Colin se volteó hacia Greg—. Pero yo no he dicho esto. Nunca.

—Calla y continua —exigió Annie.

—Según la mitología que aprendimos durante nuestras peripecias en Innsmouth, se trata de una entidad caótica y variable, un ser con muchas formas, con muchas máscaras pero una sola misión. Servir como mensajero de los Dioses Exteriores y los Primigenios. Es el principal siervo de Azazoth, el Sultán Idiota que gobierna en el centro del universo. Aquel al que se le conoce como…

Nyarlathotep —dijo Annie.

Dejaron de tener hambre. Dejaron de tener sed. Un frío escalofrío les lamió las entrañas y sintieron nauseas, y miedo, y ganas de esconderse bajo la mesa como niños pequeños y asustados llamando a sus madres para que les protegiese.

Y sabiendo que no vendrían. Que nada les salvaría.

—¿Y… esta Lengua Sangrienta… es una de esas máscaras? —preguntó Thomas.

—A ver… todo esto es una teoría, ¿vale? —comenzó el agente federal…

—Pues si es una teoría, ¿por qué nos sentimos así, Colin? —preguntó Greg.

—Joder, Jackson —siseó Annie—, ¿en qué coño te has metido?

 

Nyarlathotep

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s