Huida de Innsmouth(4): Comienzo

Ocho Años Después…

Anuncios

Huida de Innsmouth(3): El Incidente

La pandilla de adolescentes “Los Finns” eran los reyes de Arkham.

Cometían todo tipo de pequeñas tropelías y legendarias gamberradas por la ciudad: robaban dos o tres coches a la semana, hacían recados a la mafia de Danny O’Bannon, traficaban con tabaco, cerveza, revistas pornográficas en todos los colegios e institutos de la ciudad, y mantenían a raya a los chicos italianos de French Hill o a los del clan de los hermanos McCogan.; aunque nunca se les detuvo, más de un agente les dio una buena colleja y un toque de atención.

Hasta el Incidente.

Una noche de finales de junio, finalizado el curso escolar y a un verano de comenzar los estudios universitarios (quien pudiera), robaron un par de coches y se dedicaron a hacer carreras por la carretera que va de Arkham a Kingsport.

Durante el juego, mientras bebían, bromeaban y fumaban, casi colisionan contra un deslumbrante deportivo rojo cuyo dueño, un chulito que llevaba la sudadera de la universidad, juró venganza.

“Los Finns” continuaron la fiesta, una de esas fiestas que han de vivirse como si fuera la última porque todos tenían esa sensación de que una época importante en sus vidas llegaba a su fin.

Se hallaban en el islote que estaba en medio del río Miskatonic cuando el universitario del deportivo rojo y cuatro de sus amigos fueron a por “Los Finns”, armados con bates de baseball y buscando pelea.

Y  la encontraron.

Thomas Connery intentó parar la pelea antes de que comenzase pero fue el primero al que le partieron la cara. Angus Lancaster se interpuso entre las chicas y los universitarios, y no participaron, pero el resto de chicos se liaron a golpes. Jacob O’Neil, Liam McMurdo, Colin O’Bannon y Brian Burnham se enzarzaron cada uno con un universitario. Y Cillian O’Connell y Greg Pendergast se lanzaron sobre el líder de la cuadrilla.

Cillian O’Connell juró y perjuró que no había sido él, pero su navaja apareció hundida entre las costillas del universitario chulito, el de la sudadera.

Biff Williams, quaterback estrella de los Krakens de Arkham… Toda una celebridad en el pueblo e hijo de un banquero con contactos políticos.

La justicia y la injusticia cayeron con dureza sobre “los Finns”. Las penas variaron, desde algunos meses hasta años pero la estancia en el reformatorio les cambió a todos… sobre todo a Cillian O’Connel, que murió de pulmonía en prisión.

“Los Finns” no volvieron a juntarse nunca.

Hasta ahora.